Nuestras

Historias

“Lo mismo le sucedió a mi esposo a principios de este año. El 29 de marzo, el día después de su cumpleaños, fue detenido por un oficial de policía K-9 cuando se fundió una de las luces de su camioneta.

 

Debido a que su cumpleaños fue solo un día antes, su licencia estadounidense había expirado. A la policía no le importó que tuviera una licencia de conducir internacional o que solo estuviera esperando que llegara su nueva licencia. Ni siquiera sabían qué era una licencia internacional.

 

En lugar de pedir ayuda para averiguar la documentación que tenía mi esposo, le preguntaron sobre su estado migratorio. Mi esposo fue honesto con ellos. Les dijo que era un inmigrante. Lo siguiente que pasó fue que lo esposaron y lo enviaron a un centro de detención de ICE.

 

Me tomó 24 horas, y la ayuda de la gente de ABISA y Michigan United, antes de poder localizar dónde estaba mi esposo. Nos llevó 24 horas descubrir que había estado detenido a más de dos horas de distancia en una instalación de ICE en Battle Creek.

 

Pasarían 20 días más antes de que pudiéramos juntar toda su información y documentación, ver a un juez y hacer que ICE lo dejara ir cuando finalmente obtuviera su autorización para trabajar y recuperara su licencia.

 

Perdimos ingresos. Mi esposo se fue por 20 días. Teníamos que juntar el dinero para pagar su fianza, encontrar apoyo legal. Todo esto sucedió porque su licencia estaba expirada un solo día.

 

Si tuviéramos licencias de conducir para todos en Michigan, esto nunca le habría pasado a mi esposo. Esto no le sucedería a los miles de inmigrantes que trabajan duro en este estado."

-Alsina, Grand Rapids

A Mother's Story

“No solo como abogada, sino como hija de inmigrantes, sé con certeza que las licencias de conducir para todos significa más que la capacidad de conducir. Para un inmigrante y su familia, las licencias de conducir significan libertad, independencia, pertenecer a la comunidad y la capacidad de no tener que esconderse más en las sombras.

 

La gente viene a este país y a nuestro hermoso estado porque luchan por una esperanza, por una vida mejor, y la gente de Michigan debería estar ayudando en todo lo que podamos para que estas maravillosas personas se sientan bienvenidas.”

-Jenny, Grand Rapids

“También soy inmigrante y orgullosa hija de inmigrantes, y conozco a muchas personas que arriesgan su sustento y su capacidad de vivir en este estado todos los días porque no tienen una licencia de conducir.

Pero el hecho es que todavía tienen que poder ir a trabajar, ir al médico y comprar sus alimentos.

 

El hecho es que las personas conducen con o sin licencia porque no tienen otra opción.

 

Vivo en Sparta y, como todos saben, es una zona rural y hay una gran necesidad de conducir de un lugar a otro.

 

No hay un sistema de transporte público, no hay taxis, y Uber es demasiado caro para ir y venir del trabajo todos los días cuando vives en el país. ¿Qué otra opción van a hacer las personas que viven en Sparta y en otras partes rurales de Michigan?

 

Necesitamos licencias de conducir para todos. Esto mantendrá seguros a los inmigrantes indocumentados y también a otros Michiganders a salvo. Ya sea que esté aprendiendo correctamente las leyes de tránsito o que se sienta un poco más seguro si un oficial de policía lo detiene por una luz del auto defectuosa."

-Elvira, Sparta

APOYANOS. FIRME LA PETICIÓN

© 2019 Drive Michigan Forward